Entradas

Las ventajas de un negocio especializado

Hay varias ventajas en especializarse, pero básicamente el generalista, deja paso al especialista. Hoy la gente quiere especialistas y está dispuesta a pagar más por su ayuda.

La época de la talla genérica ha pasado, ahora la gente quiere una talla a medida, ¿verdad? Si un negocio le quiere vender a todos va a ir vender menos. No podemos atender a todos, incluso a los que no quieren ser atendidos. Es aquello que, si quieres ser todo para todos, al final eres nada para cualquiera.

Vamos a ver las ventajas, veremos lo mucho que va a crecer nuestro negocio con la especialización.

Lo primero que ganarás es la confianza, la gente va a confiar más en un especialista que en un generalista.

Un ejemplo, si alguien tiene una enfermedad muy grave ¿qué prefiere?, un médico generalista o un especialista. Claro. Va a buscar a alguien que conozca muy bien el tema, que sepa mucho de muy poco.

Mira este video (en “Para todos la 2” de TV2):

Lee este libro:

Entra en el programa:

Emprendedor remoto

El nuevo paradigma es este: trabajar desde cualquier parte.

Seguramente dentro de 10, 20 años cuando hablemos de tener un despacho nos preguntaremos ¿qué es un despacho? Esto ya ha pasado… ¿te acuerdas de las máquinas de escribir?, también quedaron atrás.

Seguramente no todos los trabajos van a hacerse remotamente porque hay trabajos que deben hacerse delante de un cliente, como un dentista. Aunque algunas visitas al dentista sí serán remotas. Pero desde luego, sí todas aquellas personas que trabajan delante de un ordenador en administración, van a trabajar remotamente.

Este es el nuevo escenario y lo cierto es que la tecnología que hace posible todo esto ya existe en este momento. Lo que ocurre es que nuestra mente aún no está preparada para este cambio tecnológico.

Necesitamos tiempo. Nos estamos resistiéndo a algo que ya tenemos aquí y que es inevitable.

Mira el vídeo:

Lée el libro:

Beneficios de un blog al emprender

Todos los emprendedores, tenemos que estar ahí: junto a la audiencia… y un blog es un instrumento que nos permite estar en contacto con nuestra tribu.

¿Por qué tener un blog? No hay nada peor que una web que nunca cambia, siempre es la misma, eso es aburrido y nadie la visita. Google castiga ese inmovilismo.

¿Qué tenemos que hacer? Incluir un blog dentro de la web, con el cual vamos subiendo contenido regularmente y eso le da vida a la web, además nos permite estar en contacto, con nuestra audiencia, con nuestro público, con los internautas. Google ama ese movimiento.

Y Google además valora mucho los sitios que van subiendo contenido nuevo a la web.

¿Qué escribir? Lo primero que tenemos que hacer es un brainstorming, una lluvia de ideas, y hacer una lista de temas sobre los que yo puedo aportar valor a mi audiencia. Saldrán muchas cosas. También puedo hacer una encuesta en Facebook. Les pregunto: ¿De qué queréis que os hable?, ¿qué queréis saber? Incluso darles opciones para que elijan sus prioridades…

Mira este video:

Lée este libro:

Ven a la próxima edición de:

Cómo tomar decisiones inteligentes

Ser emprendedor es tomar decisiones constantemente, sin parar.

Nadie nos ha entrenado para tomar decisiones. Las escuelas, universidades, no nos entrenan para tomar buenas decisiones. Tampoco sabemos cómo hacerlo a nivel personal, obviamente.

Las pequeñas decisiones son las más importantes. ¿Por qué?, porque las grandes decisiones son aquellas como: si te casas, si te compras un piso, o si te cambias de trabajo… esas son pocas decisiones en la vida, son muy pocas. Pero las pequeñas decisiones se toman cada día de la vida.

Y las que tomamos cada día son esas pequeñas decisiones de: si como sano o no como sano, si leo o no leo, si hago ejercicio o no hago ejercicio… y los resultados de nuestra vida son la suma de esas pequeñas decisiones.

Vamos a explicar 4 métodos, porque como te decía antes, nadie nos da un método para decidir, cuando es una cosa que tenemos que hacer todos los seres humanos y más los emprendedores.

Mira este video:

Entra en el grupo:

 

Misión emprender, el podcast

Recuerdo cuando en el año del 2005 se empezaba hablar de emprender, yo ofrecía una formación: “De empleado a emprendedor” a la que no venía casi nadie, por que la gente no entendía lo que significaba emprender; y el que lo entendía, salía corriendo.

Por aquel entonces no estaba para nada de moda ,es más era un tema un poco exótico y  no atraía a la gente. Casi les daba arcadas, pues creían en un buen empleo.

Al final tuve que cambiarle el título a esa formación para que la gente entrará en ella,  y le puse el nombre de “Libertad financiera”, a ese se apuntó todo mundo, porque los efectos molan a la gente, no las causas.

Sin embargo a las causas no se apuntan y para tener libertad financiera -que es un efecto- hay que activar la causa y la causa es emprender.

Yo sé que los conocimientos es mejor tenerlos que no tenerlos, pero eso no va a marcar la diferencia, porque si esa fuera la clave, todo mundo que sale de una facultad de económicas estaría preparado para triunfar en los negocios y no es así, de hecho la mayoría ni siquiera intenta tener un negocio y de aquellos que lo intentan, el noventa por ciento no tienen éxito.

Así que no debe de ser esa la clave para tener éxito en el mundo de los negocios, no debe ser pasar por una facultad, tener un master… todo lo cual esta bien pero no es la clave. La clave tiene que ver con la mentalidad del emprendedor, su forma de ver las cosas, sus hábitos y sus conductas y ahí es donde hemos enfocado Sergio y yo el libro.

El libro no va ofrece conocimientos para emprender, sino el mindset del emprendedor.

Escucha este podcast:

Lee el libro:

Ven a mi mentoría grupal:

“MENTORES para EMPRENDEDORES” entrevista a Raimon Samsó.

Entrevista de raimon Samsó en MENTORES para EMPRENDEDORES: Emprendedores con ideas de negocio.

Emprender es un camino de autodescubrimiento.Estás obligado a superarte.

Tú creas un negocio, y construyes un nuevo yo, surge una nueva conciencia más expandida.

Emprender es un proyecto de vida, casi un estilo de vida.

Estamos acostumbrados a emplearnos y he de decir que estar empleado es, por lo general, una anomalía, edbería ser la excepción; de hecho, históricamente, el empleo masivo de la población es como un paréntesis que se abrió en un momento de la historia en el que las personas fuimos empleadas por unas circunstancias y contexto que ya no existen. Pero fuera de ese paréntesis, la gente era emprendedora en su mayoría. Y en el futuro la gente lo volverá a ser. No hay opción.

Emprender será la norma de obligado cumplimiento, al menos para los que quieran un medio de vida controlable.

Así que aquel que aún no esté emprendiendo, que vaya pensando que este paréntesis se acabó, y que esta anomalía que conocemos como empleo masivo o pleno (y que nos parece muy normal) tien los días contados. Parece normal porque nacimos dentro del paréntesis y por ello te parece muy normal tener un empleo… pero:

Hay vida más allá del empleo.

Así que yo le diría a la gente que se prepare para salir de la anomalía, y vuelva a la normalidad: hacerse responsable de su economía.

Si quieres saber más mira este video…

 

La empresa consciente

La empresa consciente es una necesidad, no es marketing, no es buenismo, el buenismo es querer ser bueno para quedar bien… de cara a la galería.

No, no estamos hablando de buenismo, ni de ser generoso o altruista, se trata de una necesidad para poder hacer buenos negocios: para que te vaya bien, a los demás les tiene que ir bien también, es el “egoísmo iluminado” que decía el Dalai Lama.

“Egoísmo iluminado”: tu bien es mi bien. Hago el bien por mismo. Hacer el bien es rentable.

¿Y cómo son las empresas conscientes?, pues parece que te esté hablando de una cosa que no existe. Pero sí existen, aquí, en el planeta Tierra. Ahora mismo. Y ganan dinero, mucho dinero. Tienen nombres.

Se rigen por valores que trasladan a todo lo que hacen. Es su ADN.

Son empresas que cuidan a todas las personas. No solo a sus accionistas, como la típica empresa capitalista que solo mima al accionista y se olvida del cliente, del empleado y del proveedor, no… Su cliente son todos ellos: accionista, empleados, proveedores, clientes… clientes internos y externos, a quien compran y a quien venden… a la hacienda y la banca… todos.

Si quieres saber más, mira este video:

Una revelación asombrosa

Soy Raimon Samsó, y estás viendo mi blog, en el cual vas a encontrar formación para ser una referencia, para ser una autoridad y para ser un experto en tu profesión. Permíteme hacerte una revelación asombrosa.

Es hora de brillar en tu campo. Hay un método para ello.

Hoy quiero hablarte de un concepto que creo que ya esta un poco gastado, un poco trasnochado, obsoleto, que es el elevator pitch, que significa en castellano el discurso del ascensor, es decir: esa presentación breve que haces como profesional, cuando dispones nada más que de unos pocos segundos para crear en el otro un impacto y hacer que esa persona se interese por lo que tú haces y lo que tú ofreces, etc.

¿Crees que alguien te comprará o contratará por cuatro frases memorizadas?

Ese pequeño discurso del ascensor, que como digo consiste básicamente en revelar un beneficio o una ventaja para la persona que te está escuchando, para crear un gancho. ¿Y qué ocurre a continuación? Nada.

Cuando todos hacen lo mismo, es hora de hacer algo diferente.

Olvida esa plantilla gastada de presentación. Todos los masters de empreduría y negocios hablan de ello para captar clientes… Pero nadie habla de: un método, una plataforma, y una máquina de hacer ingresos… Yo voy a hacerlo.

Si quieres saber más mira este video…

Lee mi libro sobre marca personal y visibilidad:

Tres roles profesionales

Soy Raimon Samsó y estás en el blog experto, formación gratuita para posicionarte como un experto en tu mercado.

Quiero hablarte de los 3 roles profesionales, seguramente todos hemos pasado por alguno de estos roles. Y simplemente quiero que veas cuál es la diferencia y cuáles son los resultados, que vas a conseguir según estés ocupando uno de esos 3 roles.

Bueno el primer rol, es el del novato, es la persona junior. Es la persona que está empezando, algunos de ellos ahora se conoce como becarios. Estas personas básicamente, son personas que han visto a personas expertas, notorias, relevantes en su campo y animadas. Por ese éxito se adhieren al mercado profesional deseando emular ese mismo éxito.

Esas personas obviamente tienen mucho entusiasmo pero normalmente no están muy bien pagadas, de hecho sus contratos son bastante precarios. La mayoría de ellas son becarias, esas personas lo que desean es conseguir el rol relevante en su profesión.

Están empezando y básicamente lo que están vendiendo esas personas son: títulos, titulaciones, calificaciones académicas. Y ganas, básicamente lo que están vendiendo son ganas y títulos. Pero como sabes muy bien, vender títulos, vender titulaciones de estudios nunca te va a dar dinero, porqué hoy día tener titulaciones ya no marca una gran diferencia. Por lo tanto ése sería un rol en el que habría que conseguir algo mejor.

El siguiente rol, sería el de la persona empleada que forma parte ya del staff…la que vende tiempo por dinero… tampoco tien opciones de ser libre y rica…

Si quieres saber más, haz click al siguiente video:

Si quieres leer mi libro sobre emprender:

YouTube Master

Se un YouTube Master. YouTube es el segundo buscador de Internet, después de Google. Si no tienes un canal propio en YouTube, casi que no existes profesionalmente.

¿Dónde está la gente? Sí, en YouTube, ¿o tú no has estado allí esta semana? Leer más