Marketing personal, Instituto de expertos by Raimon Samsó, aprende a ser un líder en tu ramo con mi programa experto, explota tu potencial al máximo, logra la independencia anhelada y convierte en una figura de autoridad en tu ramo. Logra todo esto mediante el instituto de expertos impartido por Raimon Samsó, utiliza tu conocimiento para lograr ingresos y consigue la libertad financiera que tanto esperabas, ahora es el momento, comienza a emprender y suscríbete a mi programa experto. Expresa tu mensaje y lo que tienes que decirle al mundo, comparte tu historia de éxito y utiliza tus capacidades para lograr la vida soñada.

Entradas

Mapas mentales y Coaching

Eres coach y seguramente estás cansado de hacer informes, de redactar mensajes y de tomar notas y más notas en tus sesiones de coaching.

Tienes toda la información de tu cliente de una forma desordenada, poco atractiva, nada visual,

Todo esto tiene remedio, el remedio, la mejor solución son: los mapas mentales.

Mapas mentales para el coaching, simplemente hacer esquemas visuales para tu comprensión y para la comprensión de tu cliente. Todo en una página.

Sí, no se trata tanto de tomar notas y más notas, palabras y más palabras, sino de hacer en una sola página, un esquema con las ideas clave y las imágenes evocadoras que consideres para tener una visión global, y muy visual, de la situación.

Puedes utilizarlos de muchas maneras, por ejemplo, si vas a diseñar un proceso de coaching lo primero es hacer un mapa mental de todo ese proceso de coaching, sesión 1, sesión 2, sesión 3, etc.

Después un mapa mental para cada sesión con los temas que creas que hay que tocar en cada una de esas sesiones, y ya dentro de la sesión seguramente tomas notas cuando habla tu cliente. No escribas tanto, dibuja más, haz un mapa mental por sesión.

Nada más que eso y verás cómo te aclaras más con todo lo que tiene que ver con tu cliente y su proceso.

Cuando le ofrezcas unas tareas a tu cliente, pónselo en un mapa mental, un mapa mental para que haga sus tareas, hasta que os volváis a ver.

Mira este video:

Regístrate en la próxima edición de Programa Experto:

Lée el libro o ebook:

Revelación Asombrosa: el marketing 3.0

Una revelación asombrosa, como sabes, muchos emprendedores están fascinados con la fórmula del elevator pitch o discurso del ascensor: un modelo de anuncio de 30 segundos para presentarse profesionalmente en su networking, vida social, presentaciones… Un clásico.

El problema es que está tan visto que la gente ni los escucha. Además, a la hora de la verdad, allí delante, se te olvida todo y no eres capaz de recordar aquel discursito enlatado que diseñaste en un master de negocios.

Está obsoleto, kaput, demodé… es vintage.

Mi fórmula es diferente: La revelación asombrosa (el nuevo marketing emocional 3.0), algo inusual que deja a tu interlocutor en estado de éxtasis.

Mira este video de 7 minutos para ver ejemplos reales y cómo aplicarlo. Leer más

Marketing Consciente

Marketing Consciente, el video.

Cómo la actitud atrae más clientes que la publicidad convencional…

En este breve video, pautas para llevar tu marketing a un nuevo nivel de consciencia. Yo lo llamo Marketing Consciente o Marketing Espiritual.

Vender es digno cuando la intención también es digna. Quiero dignificar el mundo de los negocios con prácticas éticas que cambian vidas y hacen prosperar a los profesionales con corazón.

Ve el video haciendo click en esta imagen y disfruta:

Si te ayudó, compártelo en tus redes sociales.

Love.

Raimon.
Clan supermarketing by Raimon Samso

Cómo deja el coach de buscar clientes y los clientes le buscan a él

Los coach andan ocupados buscando su próximo cliente, preocupados por llenar su agenda con horas concertadas para conseguir la noble tarea de “vivir del coaching”. Ahora mismo hay muchos coaches en el mercado, pero que realmente vivamos del coaching somos pocos, muy pocos. Y es que en las escuelas de coaching enseñan bien poco sobre cómo posicionarte en el mercado, cómo diferenciarte de otros colegas, cómo ser visible en la red; y en definitiva, cómo conseguir “llenar hasta el tope” tu agenda de citas para entregar coaching a los clientes. Con un título, con ser coach, no basta; es preciso que los clientes te busquen a ti y no tú a ellos.

Veo ahora mismo un mercado y una profesión creciente, buenos profesionales, psicólogos interesados en reinvertarse como coach, personas que buscan una salida profesional en el coaching, y también impostores y advenedizos dispuestos a vivir del cuento… Es difícil diferenciarlos, por un momento pongámonos en la piel del potencial cliente: ¿cómo elegir tu coach? Difícil, miro el mercado, examino sus tarjetas de visita, rastreo sus webs… y ni siquiera yo sabría cómo escoger uno, me parecen todos iguales. O casi todos.

La última anécdota proviene del software que uso para enviar newsletters, el cual califica como “spam” la palabra “coach” y “coaching”. Da que pensar, ¿verdad?. ¿Es el momento de reinventar la profesión? ¿De elegir otra palabra? ¿Incluso de abandonar el coaching convencional? Que cada uno haga su reflexión, yo hice la mía. Y desde mi percepción, la palabra “coach” ahora mismo ya es un serio obstáculo para la diferenciación del profesional que se dedica a esta noble profesión. Calificarse como coach es el primer problema del coach.

Pasar de buscar clientes a ser buscado como coach por los clientes es un proceso del propio coach. Escribí mi libro “Coaching para Milagros” para ayudar a los profesionales de la ayuda (sean: coaches, terapeutas, psicólogos, conferenciantes, profesores…). En sus páginas coleccioné las técnicas de marketing personal que llenan una consulta. Es el resultado de años de práctica profesional. No es algo que me han dicho, es algo que he hecho; esa es la gran diferencia entre la teoría y la práctica.

Si eres coach deseo que triunfes como tal. Cuando eso suceda, y como coach “mueras de éxito”, te ayudaré a solucionar tu nuevo problema (ahora no tendrás ni una hora libre, la agenda llena, la consulta a tope… pero sin un minuto para ti mismo). Te ayudaré a vivir como coach pero sin vender todas tus horas dando coaching. ¡Como me pasó a mí!

Pero eso será el contenido de otro libro y de otro post.