Entradas

Una revelación asombrosa

Soy Raimon Samsó, y estás viendo mi blog, en el cual vas a encontrar formación para ser una referencia, para ser una autoridad y para ser un experto en tu profesión. Permíteme hacerte una revelación asombrosa.

Es hora de brillar en tu campo. Hay un método para ello.

Hoy quiero hablarte de un concepto que creo que ya esta un poco gastado, un poco trasnochado, obsoleto, que es el elevator pitch, que significa en castellano el discurso del ascensor, es decir: esa presentación breve que haces como profesional, cuando dispones nada más que de unos pocos segundos para crear en el otro un impacto y hacer que esa persona se interese por lo que tú haces y lo que tú ofreces, etc.

¿Crees que alguien te comprará o contratará por cuatro frases memorizadas?

Ese pequeño discurso del ascensor, que como digo consiste básicamente en revelar un beneficio o una ventaja para la persona que te está escuchando, para crear un gancho. ¿Y qué ocurre a continuación? Nada.

Cuando todos hacen lo mismo, es hora de hacer algo diferente.

Olvida esa plantilla gastada de presentación. Todos los masters de empreduría y negocios hablan de ello para captar clientes… Pero nadie habla de: un método, una plataforma, y una máquina de hacer ingresos… Yo voy a hacerlo.

Si quieres saber más mira este video…

Lee mi libro sobre marca personal y visibilidad:

Tu curriculum en Mapa Mental (tu video presentación)

Mi mapa mental

Los cazatalentos están hartos de CV convencionales, los departamentos de selección de las empresas más. Imagina leer páginas y páginas de historias personales y profesionales sin fin.

Folios y folios que matan de aburrimiento. Multiplícalo por cien o doscientos, que es el mínimo de personas que optan a una plaza. Sí, montañas de papeles que nadie tiene tiempo de leer.

¿Cómo sobresalir de la pila de CV? ¿Cómo llamar la atención? ¿Cómo tener un CV ganador?

Es sencillo: opta por el formato video presentación, pero no, no hace falta que te pongas delante de la cámara. Eso lo podría empeorar todo: los nervios. Mejor opta por crear un…

Mapa Mental con tus rasgos principales, en una hoja, visual, a golpe de vista. Yo te enseñaré a hacerlo.

Quien lo recibe lo recordará siempre. Es la excepción, sale de la norma. Envía la versión impresa (una sola página) y la versión video presentación en un email (cuando haces una mapa mental en el ordenador, se exporta fácil a formato video).

En este video verás a qué me refiero: he hecho mi CV en un mapa mental, luego lo he exportado a formato video, con mi voz explicándolo de fondo. Te harás una idea de mí mucho más potente que si te explico en dos folios qué estudié, dónde y cuándo. Aunque si quieres todo eso, se puede incluir también en el mapa mental de tu curriculum vitae. El cielo es el límite.

 

Estoy llevando los mapas mentales a los emprendedores, es mi misión personal.
Creo en la herramienta, a mí me ha cambiado mi profesión. Y claro, después me he formado con el inventor de los Mapas Mentales, Tony Buzan. Él me certificó como entrenador oficial de su método ThinkBuzan. Yo te lo ofrezco a ti, ven al seminario de un día  Mind Map Practitioner, obtendrás tu certificado de Practitioner firmado por Tony Buzan nada menos y una licencia de su software para crear mapas mentales en tu ordenador. Y un día conmigo entrenándote para usarlos en mil cosas. Vas a flipar.

banner2

Liderar para no abandonar

Salir de “la multitud irrelevante” es una necesidad empresarial.

En el video, cuyo enlace está abajo, te doy varias ideas para liderar, para ser un negocio o profesional que está en la cabeza de su mercado. El top ten. No hay nada peor que ser irrelevante, invisible, indiferenciado, standart… Lo que se dice un “yo también”.

En “la economía de la imitación” sólo los que se diferencien podrán seguir haciendo negocios, el resto malvivirá bajando precios y márgenes. Esta es la primera plaga que hay que evitar.

El 1% innova, el resto imita, y por tanto pierde. Un 9% va a rebufo, copia bien, le va regular. El restante 90% va a cerrar en menos de cinco años.

La segunda plaga es la “estandarización”, la repetición y serialización: el 90% de negocios parecen cortados por el mismo patrón. ¿Cuál escoger? El más barato, puesto que ninguno ofrece ventajas diferenciales. Todo es lo mismo. El mismo coach, el mismo abogado, el mismo dentista, el mismo consultor, el mismo terapeuta, el mismo ordenador, el mismo paraguas, el mismo bar, el mismo banco… tienen que competir en precios bajos y acaban muy quemados.

En este video de 8 minutos las claves para fumigar las dos plagas de la imitación y la estandarización.

 

Y si te gusta compártelo.

Tu lema, PUV o slogan: comunica tu habilidad

Tu lema, PUV o slogan.

Eres un buen profesional, o tu empresa es genial…

Bien, pero hace falta que los demás (el mundo) sepa qué gana si te contrata: quieren conocer, de entre todas tus habilidades, cuál es la mayor, tu máxima aportación de valor, el resumen de los resúmenes…

Cuatro palabras para entender de qué va lo tuyo. Si en esas 4 palabras te haces entender y te “compran” ya tienes un cliente. Si no, vuelve a empezar. Leer más

Cómo deja el coach de buscar clientes y los clientes le buscan a él

Los coach andan ocupados buscando su próximo cliente, preocupados por llenar su agenda con horas concertadas para conseguir la noble tarea de “vivir del coaching”. Ahora mismo hay muchos coaches en el mercado, pero que realmente vivamos del coaching somos pocos, muy pocos. Y es que en las escuelas de coaching enseñan bien poco sobre cómo posicionarte en el mercado, cómo diferenciarte de otros colegas, cómo ser visible en la red; y en definitiva, cómo conseguir “llenar hasta el tope” tu agenda de citas para entregar coaching a los clientes. Con un título, con ser coach, no basta; es preciso que los clientes te busquen a ti y no tú a ellos.

Veo ahora mismo un mercado y una profesión creciente, buenos profesionales, psicólogos interesados en reinvertarse como coach, personas que buscan una salida profesional en el coaching, y también impostores y advenedizos dispuestos a vivir del cuento… Es difícil diferenciarlos, por un momento pongámonos en la piel del potencial cliente: ¿cómo elegir tu coach? Difícil, miro el mercado, examino sus tarjetas de visita, rastreo sus webs… y ni siquiera yo sabría cómo escoger uno, me parecen todos iguales. O casi todos.

La última anécdota proviene del software que uso para enviar newsletters, el cual califica como “spam” la palabra “coach” y “coaching”. Da que pensar, ¿verdad?. ¿Es el momento de reinventar la profesión? ¿De elegir otra palabra? ¿Incluso de abandonar el coaching convencional? Que cada uno haga su reflexión, yo hice la mía. Y desde mi percepción, la palabra “coach” ahora mismo ya es un serio obstáculo para la diferenciación del profesional que se dedica a esta noble profesión. Calificarse como coach es el primer problema del coach.

Pasar de buscar clientes a ser buscado como coach por los clientes es un proceso del propio coach. Escribí mi libro “Coaching para Milagros” para ayudar a los profesionales de la ayuda (sean: coaches, terapeutas, psicólogos, conferenciantes, profesores…). En sus páginas coleccioné las técnicas de marketing personal que llenan una consulta. Es el resultado de años de práctica profesional. No es algo que me han dicho, es algo que he hecho; esa es la gran diferencia entre la teoría y la práctica.

Si eres coach deseo que triunfes como tal. Cuando eso suceda, y como coach “mueras de éxito”, te ayudaré a solucionar tu nuevo problema (ahora no tendrás ni una hora libre, la agenda llena, la consulta a tope… pero sin un minuto para ti mismo). Te ayudaré a vivir como coach pero sin vender todas tus horas dando coaching. ¡Como me pasó a mí!

Pero eso será el contenido de otro libro y de otro post.