Entradas

Supermarketing para brillar en el mundo

Hola, soy Raimon Samsó, autor de 25 libros, experto en conciencia y dinero, y el director del Instituto de Expertos.

Me he dado cuenta, en mi práctica profesional, de que hay un problema común en todas las personas que empiezan, y es que no saben cómo promocionarse, no son visibles, de hecho son invisibles. Por eso no tienen éxito.

Si no brillas, nadie te ve.

Con lo cual no consigue contratos, no consiguen clientes, no consigue monetizar su pasión, su profesión, su proyecto… Y se diluyen, aburridos de trabajar para nada…

Normalmente esas personas, tienen un buen proyecto y sin embargo al carecer de una estrategia de marketing, y al no digitalizarse, al no estar en Internet, acaban fracasando, acaban cerrando o acaban quemándose como mínimo.

He creado un método, el mismo que yo mismo usé, para esas personas. Un sistema fiable, ya probado, que es el que yo utilizo cada día, para que puedan tener esa visibilidad en el mercado mundial y tener clientes en cualquier parte del mundo utilizando Internet, el marketing, el diseño, etc. para brillar.

¿Quieres brillar y compartir tu voz y mensaje con el mundo?

Mira este video y aprende más…

 

Si quieres saber más visita:

Info emprender o emprender low cost

 

Info emprender:

Vender conocimiento significa empaquetar conocimiento y crear productos del conocimiento:  libros, cd, dvd, ebook, audiolibros, Conferencias, On line webinars… Crear un catálogo adaptable a la audiencia de tu nicho. Y eso te permite ofrecer algo que el mundo siempre necesita… Formación. Puede ser on line, presencial, Consultoría, Coaching, Asesoría, Mentoría.. Leer más

Promociona tus servicios profesionales

Auto Promoción

1) Habla de lo que haces: ya sabes que una venta empieza en una conversación, por ello habla de lo que haces, habla de lo que haces con todo el mundo sin sonar blando, sino seguro de ti mismo.

La promoción no tiene que ver con forzar o manipular al otro, sino con darse a conocer, hacerse visible, revelarse como una opción de valor. ¡No es un secreto, ni es ilegal!

2) Cómo hablar de lo que haces: Ésta es la pregunta que debes responder. ¿Qué haces?

A la pregunta: ¿Qué haces para ganarte la vida? nunca más respondas con una categoría profesional, eso es un cliché. Es la respuesta errónea que no te traerá más clientes.

Piénsalo, una categoría profesional no te diferencia de tu competencia. Todos tienen ideas preconcebidas sobre las categorías profesionales… y a veces no son muy buenas.

Mejor ensaya esta fórmula de respuesta: ¿Sabes cómo se siente -y es su vida- la gente que desea conseguir algo y no sabe ni qué ni cómo hacerlo? (nicho de mercado+problema). Lo que yo hago es ayudarles a concretar su deseo y a pensar en grande (mis soluciones), para que ellos consigan por la vía rápida sus metas y se sientan satisfechas (beneficios). Practica esta fórmula, en tu servicio, hasta que sea algo natural.

3) Dónde hablar de lo que haces: Pide referencias y pide que te recomienden abiertamente cuando te feliciten por tu servicio, es el mejor momento. Están satisfechos y ese momento vale para pedir algo tan sencillo y gratuito como que te recomienden.

Di lo que haces en: conversaciones, círculos personales, networking, la peluquería… Y gana visibilidad, visibilidad, visibilidad… ¿estás en el escaparate? Luego está el mundo on line: las redes sociales, YouTube, tu blog…

 

Cómo promocionarse

Problema: No te centres en qué haces sino en qué problemas resuelves a tus clientes. Si tú no lo sabes ellos menos. Ejercicio: escribe una lista de los problemas que resuelves a tus clientes.

Beneficios: Céntrate en los beneficios tangibles e intangibles de tu oferta. Habla de lo que ganan al contratarte. Es la primera causa de fallo: omitir los beneficios y soluciones. Ejercicio: escribe una lista de los beneficios que ofreces a tus clientes.

Muestra: Ofrece alguna muestra de tu servicio: online, conferencia, 20 minutos al teléfono…no más. Muéstrate en video en YouTube. Ejercicio: diseña una llamada telefónica de 15 minutos que pueda servir de muestra a tu potencial cliente.

Precios: Evita servicios gratuitos: atraen a gorrones. Ofrecer un precio por debajo del mercado no genera confianza. Ejercicio: escribe una lista de tus tarifas y sé inflexible.

Productos: Piensa en desarrollar tu gama de productos y/o vender la de otros (y no sólo tus servicios profesionales): si vendes sólo tu tiempo, limitas tus ingresos. Ejercicio: escribe una lista de los productos que complementarían tus servicios.

 

Elige tus clientes

Cliente ideal: Identifica tus clientes ideales, haz su retrato robot, ¿quiénes son, qué buscan, dónde están, cuándo están, por qué tú? Determina con quién quieres que te identifiquen… ¿a quién crees que te referirá un cliente ideal? A otros ideales. Ejercicio: escribe quién es tu cliente prototipo.

Cliente NO ideal: Identifica los clientes que no quieres y los comportamientos y actitudes para las que no trabajarás. Tu cliente ideal no tiene nada malo, sólo que no se ajusta a tu proyecto, pero encontrará donde encaje. Pásalos a un colega: “no soy la mejor persona para servirte”… ¿a quién crees que te referirá un cliente no ideal? A otros no ideales. Ejercicio: escribe una lista de perfiles para los que no quieres trabajar.

 Te lo cuento en un video de 9 minutos:

Si quieres profundizar en estas técnicas, participa en el Programa Experto, el seminario on line a todo el mundo que te ayudará a posicionarte como la referencia.

 

Tu lema, PUV o slogan: comunica tu habilidad

Tu lema, PUV o slogan.

Eres un buen profesional, o tu empresa es genial…

Bien, pero hace falta que los demás (el mundo) sepa qué gana si te contrata: quieren conocer, de entre todas tus habilidades, cuál es la mayor, tu máxima aportación de valor, el resumen de los resúmenes…

Cuatro palabras para entender de qué va lo tuyo. Si en esas 4 palabras te haces entender y te “compran” ya tienes un cliente. Si no, vuelve a empezar. Leer más

Imperio Experto

Imperio Experto

En este video de 4 minutos, 10 ideas para construir tu Imperio Experto, tu plataforma como autoridad en tu campo y en tu mercado, siendo una referencia en tu tema y haciendo tu negocio visible…

¿Para qué?

Para dejar de buscar clientes y ser ellos los que te busquen a ti. Leer más

Vive del coaching

Vive del coaching.

Soy Raimon Samsó y estás viendo Canal Experto: formación gratuita para ser la referencia en tu profesión.

En este vídeo de cinco minutos te cuento lo que hice para poder vivir del coaching trabajando sólo por las tardes.

 

 

Espero que te haya gustado el video.

Love.

Cómo deja el coach de buscar clientes y los clientes le buscan a él

Los coach andan ocupados buscando su próximo cliente, preocupados por llenar su agenda con horas concertadas para conseguir la noble tarea de “vivir del coaching”. Ahora mismo hay muchos coaches en el mercado, pero que realmente vivamos del coaching somos pocos, muy pocos. Y es que en las escuelas de coaching enseñan bien poco sobre cómo posicionarte en el mercado, cómo diferenciarte de otros colegas, cómo ser visible en la red; y en definitiva, cómo conseguir “llenar hasta el tope” tu agenda de citas para entregar coaching a los clientes. Con un título, con ser coach, no basta; es preciso que los clientes te busquen a ti y no tú a ellos.

Veo ahora mismo un mercado y una profesión creciente, buenos profesionales, psicólogos interesados en reinvertarse como coach, personas que buscan una salida profesional en el coaching, y también impostores y advenedizos dispuestos a vivir del cuento… Es difícil diferenciarlos, por un momento pongámonos en la piel del potencial cliente: ¿cómo elegir tu coach? Difícil, miro el mercado, examino sus tarjetas de visita, rastreo sus webs… y ni siquiera yo sabría cómo escoger uno, me parecen todos iguales. O casi todos.

La última anécdota proviene del software que uso para enviar newsletters, el cual califica como “spam” la palabra “coach” y “coaching”. Da que pensar, ¿verdad?. ¿Es el momento de reinventar la profesión? ¿De elegir otra palabra? ¿Incluso de abandonar el coaching convencional? Que cada uno haga su reflexión, yo hice la mía. Y desde mi percepción, la palabra “coach” ahora mismo ya es un serio obstáculo para la diferenciación del profesional que se dedica a esta noble profesión. Calificarse como coach es el primer problema del coach.

Pasar de buscar clientes a ser buscado como coach por los clientes es un proceso del propio coach. Escribí mi libro “Coaching para Milagros” para ayudar a los profesionales de la ayuda (sean: coaches, terapeutas, psicólogos, conferenciantes, profesores…). En sus páginas coleccioné las técnicas de marketing personal que llenan una consulta. Es el resultado de años de práctica profesional. No es algo que me han dicho, es algo que he hecho; esa es la gran diferencia entre la teoría y la práctica.

Si eres coach deseo que triunfes como tal. Cuando eso suceda, y como coach “mueras de éxito”, te ayudaré a solucionar tu nuevo problema (ahora no tendrás ni una hora libre, la agenda llena, la consulta a tope… pero sin un minuto para ti mismo). Te ayudaré a vivir como coach pero sin vender todas tus horas dando coaching. ¡Como me pasó a mí!

Pero eso será el contenido de otro libro y de otro post.